La inversión inmobiliaria en España continúa en un momento dulce, con crecimientos continuos de cifras récord.  Entre enero y septiembre, se desembolsaron 10.300 millones de euros en activos inmobiliarios, un 58% más que en el mismo periodo del año anterior, señalan desde la consultora CBRE.